El Guggenheim de Bilbao, el Museo de la Ciencia de Glasgow, el Museo Van Gogh en Ámsterdam… Durante los años 90, algunos grandes proyectos arquitectónicos fueron pioneros en utilizar el titanio en la construcción, un metal que hasta entonces solo se había utilizado en joyería...